PINCHA EN EL LOGOTIPO PARA ESCUCHARNOS
QUERIDOS AMIGOS BLOGUEROS Y BLOGUERAS, NOS HEMOS MUDADO A


HTTP://blogs.abcdesevilla.es/laradiodelosblogueros

AQUELLAS PIZARRAS...

martes, 20 de enero de 2009


Adiós a las manos manchadas de tiza: llegan las pizarras del futuro. Los profesores de Primaria, Secundaria y Bachillerato del colegio sevillano San Francisco de Paula han empezado a utilizar desde principios de año unas pizarras digitales interactivas (PDI), una experiencia pionera en Andalucía.

- Os pedimos ahora un recuerdo de vuestra niñez: cerrad los ojos, sois niños y estáis delante de la pizarra… ¿qué os viene a la cabeza?

21 comentarios:

Juanma dijo...

Un análisis sintáctico...D. José Pedro enseñándonos qué cosa era un objeto directo.

Canónigo Alberico dijo...

Con lo que le gustaba a los pelotas de la clase sacudir los borradores, que será ahora de ellos. Pobrecillos

DESIDERIO dijo...

Ufff...me vienen tantos recuerdos...En clase haciamos turnos para poner la fecha del dia en la pizarra.Era todo un honor que te tocara,porque ademas permanecia todo el dia escrita.Detalles tan insignificantes pero que nos hacian tanta ilusion...Un abrazo MUY FUERTE

canina_coronada dijo...

Pues recuerdo a un profesor muy "hijo puta", Antonio Muñoz, "El Mongui" o "El Nazi", que amargó la vida de varias generaciones de estudiantes de matemáticas y física y química del colegio Escuela Francesa de Sevilla.

Era tan cabrón, que una vez, en venganza, con pegamento de contacto, le pegamos todas las tizas y el borrador en el cajón que tenían las pizarras (para depositar las tizas). Previamente habíamos decorado la pizarra con sandeces propias de la época.

Llegó con muchas ínfulas para borrar la pizarra, tiró del borrador y se cargó la pizarra porque la arrancó de la pared, ante el descojone generalizado de la clase de 8ºA. Los autores estuvimos una semana castigados, pero mereció la pena.

Un saludo para mis compañeros de la promoción 80/91 de la Escuela Francesa, que tuvimos que soportar a la Mariam, a la Tous (nada que ver con la de los bolsos) y a este personaje (que por cierto terminó marchándose del colegio, no sin antes tener problemas con varios alumnos y padres)

Saludos, y felicidades por vuestro programa

Jordi de Triana dijo...

Me viene a la cabeza un fuerte dolor. Recuerdo a un querido profesor golpeando a un compañero mío, cuyo rostro de inocente niño fue a parar a una repleta de números y letras sucia pizarra. El pobre niño volvió la cara hacia el resto de los compañeros que no sabían si reír al ver su cara totalmente blanqueada por el polvo de las tizas o llorar por el enorme chichón que empezaba a adivinarse por su despoblada frente. Una vez más y fruto de la injusticia un presente y sus inseparables amigos de clase fueron invitados por el entrañable profesor a abandonar el aula. En nuestra marcha hacia el pasillo un borrador sobrevoló nuestras cabezas terminando por estamparse contra la puerta, algo me decía que el destinatario del contundente artilugio volador era el que escribe estas líneas, aunque siempre me quedará la duda.

Gracias queridos Juanma e Híspalis se agradece vuestro apoyo.

Anónimo dijo...

pelotas sigue habiendo... en las radios... y en los blogs...

anonimo dijo...

JORDI DE TRIANA COMO TE ENROLLAS ALGUNAS VECES MAXO¡¡¡¡¡

anonimo dijo...

estoy de acuerdo con vosotros anonimos anteriores

aiNOha dijo...

Cierro los ojos... y recuerdo cuando nos poniamos con los bolis bic a tirar bolitas de papel a la pizarra jaja!
O cuando en clase de quimica un compañero escribio un problema en la parte de arriba del tó y el profesor que era muy bajito para poder corregirselo se subío a una silla jajaja!!
O en el instituto cuando la profesora de inglés se cayó de la tarima buscando más pizarra para escribir.

Qué wenos momentos...

José Luis Sánchez Domínguez dijo...

Recuerdo como mis compañeros de clase del colegio, en una salida improvista del maestro, pintaron una portería con puntos en la pizarra para lanzar el borrador y conseguir la máxima puntuación. Algo parecido a los penaltis previos que echaban en Canal Plus antes del partido del domingo donde salía una mascota, un perro simpático como ¡portero! MADRE MÍA jajaja... al final...en uno de los despejes del borrador rompieron un tubo de luz y hubo un ejemplar castigo. Nunca hubo maldad sino travesuras, trastadas ¡¡¡QUÉ TIEMPOS!!!

Manuel Luque dijo...

yo recuerdo mis años de delegado de clase y cuando no me escuchaban mis compañeros golpeaba la pizarra cn el borrador, pero por la parte de madera y si aún no lo hacían, colocaba mis uñas en la pizarra y....¡¡ gruuccchhhhhssshshshshs!!!,arañaba la pizarra y conseguía que todos atendieran mis palabras, jojojojo

Anónimo dijo...

¡¡Vivan los anónimos cobardicas!!

Típico grito de clase tras lo que venía el lanzamiento continuado y sin corazón de tizas...

Antonia J. Corrales dijo...

El chirrido estridente de la tiza sobre la pizarra. El polvo blanco sobre el hábito de la monja, sus manos secas y pequeñas. Aquel minúsculo cuerpecito que se empeñaba en llegar lo más arriba del encerado, en no dejar un espacio libre de él, que se empecinaba, cual meta a conseguir, en que no parásemos de copiar. El sol que entraba por las ventanas robándonos los pensamientos, sacándonos de aquel horizonte verde y blanco. El cántico de los ríos y afluentes de España que aparecían sobre el encerado copiados con una caligrafía insultantemente perfecta. Las tablas de multiplicar. ¡Aquellas letanías!

José Miguel Ridao dijo...

Yo recuerdo al hermano Domingo en los Maristas con su sotana y su chasca, apuntando en la pizarra el resultado semanal de la lucha entre romanos y cartagineses. Yo era del bando cartaginés, y nos aguantábamos las ganas de ir al servicio para ganar. Como premio el vencedor salía los viernes un cuarto de hora antes al recreo.

NATURAL DE SEVILLA dijo...

Pues me viene a la cabeza, aquella gloriosa caligrafía de mi primer maestro -Don Fernando- aquel que escribía en la gran pizarra verde con letra inglesa, mejor que una imprenta, al menos con más arte. Servidor aprendió de aquellas pizarras a tener buena letra antes de escribir bien. Hoy al contrario no sólo no se aprende a escribir correctamente, sino que lo de tener buena letra se considera algo trasnochado.

La verdad esta ahi fuera dijo...

Las nuevas tecnologias con mesura. Ni siquiera el todopoderoso internet ha podido, de momento y lo que queda, desbancar a los buenos libros.

Recuerdos muchos, en especial de la carta que conservo de la casa real. Intentamos que la infanta Doña Elena fuese la madrina de nuestra promocion y denegaron la petición.

teresa dijo...

Escribir en la pizarra me encantaba, tanto que me pedí una para reyes,aun la conservo en mi taller y sigo escribiendo en ella.

Finidiblanco dijo...

Pues yo soy maestro de un primero de primaria, en Lebrija; allí no hay pizarras digitales, es más no hay gimnasio, ni comedor, ni sala de informátioa en condiciones.... Así que en la sala de profesores no hay lápices de memoria, ni cables USB, solo maestros con las manos llenas de tiza y maestras con sus correspondientes babis pa no mancharse.

Mery dijo...

Me viene un olor, el que tienen todas las aulas de todas las generaciones pasadas (parece ser que ya no de las futuras).
La pizarra desbordada de una letra infantil y desigual, un dictado que versa sobre un dia de excursión en el campo y la voz de la señorita Aurora, autoritaria, seca, siempre enfadada con unos pupilos que no superaban los 6 años. Qué mujer tan poco pedagoga.

Soy feliz recordando esa pizarra y, sobre todo, ese olor.

nodisparenalpianista dijo...

Ahora al menos los profesores no podrán lanzar la tiza para despertar a los despistados. Recuerdo que uno de mis maestros del colegio lo hacía y tenía una puntería...

materials dijo...

mash1788
live487
pone3548
reck6874
shoe547